Bdiez

Proyecto interdisciplinario propone entender y modelar cómo el fenómeno climático está afectando el suelo, agua y la vegetación en áreas costeras del continente antártico.

Los departamentos de Ingeniería Hidráulica y Ambiental y de Genética Molecular y Microbiología de Ciencias Biológicas de la Universidad Católica (UC), junto a destacados centros de estudios del país, buscan desarrollar un proyecto de investigación interdisciplinario en el extremo austral para determinar cómo el cambio climático está afectando el suelo, agua, vegetación y microorganismos en la zona antártica y subantártica de Chile.

La propuesta enviada al Fondo de Financiamiento de Centros de Investigación en Áreas Prioritarias (FONDAP) de Conicyt, se centraría en
comprender y modelar las reacciones medioambientales de las áreas costeras próximas a la Antártica, considerando el impacto del calentamiento global en el continente blanco.

“La idea es evaluar el aumento de la fusión y retroceso de los glaciares, así como la disponibilidad de agua dulce en los sistemas terrestres y
marinos de estas regiones. En el caso del mar, pensamos medir el impacto de la mayor cantidad de agua dulce entrando a los sistemas marinos más cercanos a la costa”, adelantó el ingeniero UC Gonzalo Pizarro, quien además es subdirector del proyecto.

El profesor agregó que la propuesta de investigación enfocada en hidrología terrestre y geoquímica, considera además las colaboraciones
desarrolladas con otros científicos en la zona. Algunos de estos, dijo, corresponden a trabajos de ecología, microbiología de suelos, aplicaciones
biotecnológicas, política y gestión ambiental.

“Los avances científicos en el retroceso de los glaciares y en la exposición de nuevas superficies, representan un gran aporte al futuro de las
investigaciones en los valles secos”, precisó Pizarro.

Para Beatriz Díez, directora de la iniciativa, este centro puede ser una buena oportunidad para fortalecer la investigación interdisciplinaria del
país, porque la propuesta considera el trabajo conjunto con la Universidad de Magallanes, Universidad de Chile, Universidad del Desarrollo,
Universidad Andrés Bello, Universidad Mayor y el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA).

“La cercanía con el continente antártico, no sólo permite dar respuesta a temas complejos como el cambio climático y al desarrollo sustentable,
sino que además ofrece la instancia de convertir al país en la cuna mundial de la ciencia polar, comparable a lo que hoy sucede con la astronomía en el norte de Chile”, destacó la profesora.

El proyecto presentado al Fondap se enmarca además en el plan de la futura estación de investigación UC en la zona subantártica, que se espera
instalar en el borde del Parque Nacional Laguna San Rafael, donde se encuentra la Bahía Exploradores.